INICIO

CONTACTA CON

NOSOTROS

C/Obispo Salinas, 12 Bajos

964.23.22.45

COLABORAN:

MIEMBRO DE:

AOCIACIÓN DE FAMILIARES

PARA LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON ENFERMEDAD MENTAL 

CENTRO DE DÍA, AFDEM

AFDEM BURRIANA,

REHABILITACIÓN LABORAL 

REALMENT
ASOCIACIÓN DE SALUD MENTAL EN PRIMERA PERSONA

NOTICIAS

25 NOVIEMBRE, DÍA MUNDIAL CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

FORO POR EL DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL 

10 Octubre, Día Mundial para la Prevención del Suicidio. 

REALMENT, Asociación de personas usuarias de Salud Mental

REVISTA ENCUENTRO, Confederación Salud Mental España 

PARA SABER MÁS SOBRE LA

SALUD Y ENFERMEDAD MENTAL... 

AFDEM

ASOCIACIÓN DE FAMILIARES POR LOS DERECHOS

DE LAS PERSONAS CON ENFERMEDAD MENTAL

"Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que asegure, para él y su familia, la salud y el bienestar; en especial la alimentación, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios"

3 DICIEMBRE


DÍA INTERNACIONAL Y EUROPEO DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

MANIFIESTO


Día Internacional de las Personas con Discapacidad
GRUPO DE TRABAJO SOBRE DISCAPACIDAD DE LA FUNDACIÓN ISONOMIA
Castelló de la Plana, 3 de diciembre de 2019


Desde el Grupo de Trabajo sobre Discapacidad de la Fundación Isonomia, como cada año, para conmemorar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad hacemos público un manifiesto con el objetivo principal de recordar que las mujeres y hombres con diversidad funcional tienen los mismos derechos y obligaciones que el resto de ciudadanía. Y para que puedan ejercerlos de manera real y efectiva, las administraciones y estamentos pertinentes tienen que velar para que tengan las mismas oportunidades, por lo que es necesario que cumplan -y hagan cumplir- toda la legislación vigente, que en todos los casos tiene que tener en cuenta las recomendaciones y directrices de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad que fue aprobada, así como su Protocolo facultativo, por Naciones Unidas el 13 de diciembre de 2006.


En la mencionada convención hay muchos artículos que promueven el respeto y la protección de la dignidad inherente de las personas con discapacidad, que deben implementar sin pausa y de manera contundente para detener el aumento muy preocupante de los casos de discafobia, definida como la aversión obsesiva contra personas con diversidad funcional o en situación de dependencia, lo que conduce a adoptar o consentir conductas de rechazo, discriminación e invisibilización de las personas con otras capacidades.


Desde hace unos años, los casos de discafobia en espacios públicos –que a menudo se manifiestan en algún tipo de agresión– son cada vez más frecuentes. Por desgracia, parece que ganan terreno las ideas intolerantes hacia la diversidad humana en todos los ámbitos. Y esto tendría que causar alarma, porque a menudo son síntomas que señalan que algo no se está haciendo bien. Tal y como se refleja en el informe correspondiente a 2018 «España: derechos humanos y discapacidad», presentado por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), durante el mencionado año se documentaron 22 casos de palizas, vejaciones y agresiones y abusos sexuales contra personas con discapacidad. Pero la discafobia no se manifiesta solo en actos de violencia física, sino que también es discafobia vetarle la entrada a un local de ocio a un grupo de personas con discapacidad intelectual; acusar a Stephen Hawking, el físico teórico británico, de haber perdido el uso de la razón por estar afectado de ELA cuando aseguró que se podría probar que Dios no existía; o querer quitarle credibilidad al llamamiento a la lucha contra el cambio climático de Greta Thunberg, aduciendo que quizás su capacidad de razonar está afectada por el síndrome de Asperger que tiene diagnosticado.


Quizá, como escribía Víctor Villar Epifanio en un artículo publicado en Diario 16, «nos encontramos ante un tipo de discafobia dirigida no ya contra quien es
una carga y estorba, sino contra quien teniendo que serlo, (según el rol que se le presupone), no solo sobresale de la media, sino que lo hace desde postulados progresistas que cuestionan el neoliberalismo o estamentos como la Iglesia y las creencias que la sustentan. De esta forma, a medida que el discurso paternalista del “tonto del pueblo”, “el cojito”, o “la cieguecita”, empieza a perder sentido ante personas de más valía que la media, aparece el discurso del odio y los falsos “privilegios”. Ya ocurrió esto en otros colectivos como el caso de la caballerosidad machista que se ha transformado en el “eres una feminazi”, o en el caso del “ayudamos a los negritos del África tropical”, convertido en el “construiremos un muro de hormigón armado”». Y es que, como afirma Villar Epifanio, «cuando el paternalismo no funciona, surge el odio
latente». Los colectivos que levantan sus voces para reivindicar y exigir sus derechos, rechazando ser objeto de caridad por parte de quien los ve como inferiores, pierden las simpatías y pasan a calificarse de peligrosos y no gratos.


Si a esta circunstancia le adjuntamos el discurso populista de la ultraderecha, proponiendo medidas que van contra la más mínima corrección política, el resultado previsible es que las agresiones físicas y verbales a las personas con discapacidad continúan aumentando. Es evidente que algo no se está haciendo bien y que la formación es un pilar fundamental para la educación de las personas. Entonces, si en las aulas no se implementa la educación inclusiva ya se está creando una segregación y favoreciendo la discafobia. El alumnado que comparte clases y patio con compañeras y compañeros con algún tipo de discapacidad crecerá valorando la diversidad funcional como un factor enriquecedor, dándose cuenta de que la diferencia no es negativa si todas y todos disfrutamos de las mismas oportunidades, reales y efectivas, en todos los ámbitos. Y para que la educación inclusiva sea una realidad son necesarios recursos humanos y tecnológicos en todos los centros escolares para que sirvan de apoyo al estudiantado que manifiesta unas necesidades especiales, responsabilidad que recae en las administraciones pertinentes que tienen que dejar de promover la
«integración» en un sistema educativo paralelo y apostar por la inclusión en un único sistema educativo, que debe incluir a todos los alumnos y todas las alumnas adaptándose a las necesidades de cada persona.


Así mismo, la educación inclusiva y coeducativa también representa un factor positivo para prevenir cualquier tipo de violencia de la que son víctimas hombres y mujeres en situación de dependencia –en la mayoría de los casos, unas violencias invisibilizadas en ámbitos privados– y, sobre todo, la violencia machista sufrida por las mujeres con discapacidad que nos tendría que alarmar a toda la sociedad. Según la información proporcionada por Ana Peláez, miembro del Comité por la Eliminación de la Discriminación contra las Mujeres de la ONU (CEDAW, en las siglas en inglés), el 20% de las mujeres víctimas mortales de violencia machista han sido mujeres con discapacidad, bien porque ya la tenían con anterioridad o bien porque la han desarrollado por los actos de violencia. Hay que exigir el cumplimiento de todas las medidas previstas tanto en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género como en el Pacto Valenciano contra la Violencia de Género y Machista, y en especial las destinadas a mejorar la atención a las mujeres con diversidad funcional que siempre cargan con la doble discriminación: por ser mujeres y por manifestar una discapacidad. Las violencias contra las personas con diversidad funcional no se limitan a las físicas y psicológicas. También se consideran violencias las desigualdades que sufren en el ámbito laboral, el control de sus economías y bienes por parte de familiares, parejas u otras personas próximas, y en definitiva la carencia de control sobre las propias vidas. Unas violencias que siempre se agudizan en el caso de las mujeres. Para cerrar este manifiesto del Grupo de Trabajo sobre Discapacidad de la Fundación Isonomia, recordamos un año más el lema que corrobora la diversidad y la igualdad como valores básicos universales innegociables en todos los ámbitos y situaciones: « Todas las personas somos diferentes. Todas las personas somos iguales.»

Nota de Prensa

Hoy, 25 de noviembre, se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

El 80% de las mujeres con problemas de salud mental que vive en pareja ha sufrido violencia


  • La Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA da continuidad a su campaña #NosotrasSíContamos, este año bajo el lema ‘La salud mental no se golpea’, en la que tres mujeres del movimiento asociativo exponen, a través de un video, sus experiencias con la violencia machista.


  • Con sus testimonios, estas mujeres buscan denunciar la discriminación y vulneración de derechos en la que se encuentran, pero también servir de ayuda a otras mujeres en su misma situación y visibilizar que del maltrato se puede salir.



(Madrid, 25 de noviembre de 2019).- El riesgo que tiene una mujer con problemas de salud mental de sufrir violencia en la pareja se multiplica entre 2 y 4 veces respecto a las mujeres en general.La evidencia está en que el 80% de las mujeres con problemas de salud mental que vive en pareja ha sufrido algún tipo de violenciai, por parte de dicha pareja, más de la mitad ha sufrido violencia física, y más del 40% ha sido víctima de violencia sexual a lo largo de su vida1. Concretamente, la infancia es la etapa más vulnerable. En este periodo, el porcentaje de abuso sexual en este colectivo es muy elevado, ya que alcanza al 26%.


Cuando se dan estas violencias, el 42% reconoce no identificarlas como tales1 y,a las que que sí las reconocen y las denuncian, no se les da credibilidad debido a su trastorno mental.


Frente a estos datos, y con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el 25 de noviembre, la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA regresa con la campaña #NosotrasSíContamos, que ya se inició el año pasado, y cuyo objetivo es visibilizar la violencia y los abusos especialmente graves, que sufren las mujeres con problemas de salud mental.


En esta ocasión, y bajo el lema ‘La salud mental no se golpea’, la campaña busca sensibilizar y denunciar, a travésde experiencias personales, cómo la violencia machista afecta a la salud mental de las mujeres, pero a la vez, cómo los problemas de salud mental constituyen un factor multiplicador de riesgo de sufrir violencia, abusos y vulneración de derechos.


En un vídeo, tres mujeres con problemas de salud mental, pertenecientes al movimiento asociativo de SALUD MENTAL ESPAÑA, comparten de forma intimista y personal cómo la violencia machista ‘les ha golpeado’ en distintas facetas y etapas de sus vidas. Con sus testimonios, denuncian la discriminación constante y la vulneración de derechos que sufren, tan básicos como el de poder ejercer la maternidad, y que atenta claramente contra los derechos humanos y la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.


“Es muy difícil para una mujer con problemas de salud mental quedarse con la custodia de los hijos. Y de eso se aprovechan muchos maltratadores”, evidencia en el video Lurdes Da Costa Lourenço, quien además reprocha que “en muchas casas de acogida no aceptan a las mujeres con problemas de salud mental”, quedando en una situación de especial vulnerabilidad y desprotección. “Hay que cambiar la política y que nos tengan más en cuenta”, reclama Lurdes.


En esta campaña, las mujerestambién recriminana los maltratadores “el daño que les han hecho”, recordándoles “que no se nos borrará en la vida. Y que no hay justicia en el mundo para pagar el daño que hacen”, sentencia Lurdes.


Por último, las protagonistas han buscado con sus testimonios servir de referencia para cualquier mujer en su misma situación, trasladando un mensaje de fuerza y determinación, y animándolas a denunciar “y por mucho que te diga, quítame la denuncia o si no te mato, no quitársela y seguir para adelante”, sentencia Loli Romero Martínez.

“A una mujer que ha sufrido violencia le diría que no está sola, que hay muchas personas que la pueden ayudar y apoyar, tanto profesionales como mujeres que han pasado por su misma situación”, concluye Mª Isabel García Peña, una de las protagonistas de la campaña.

Red Estatal de Mujeres SALUD MENTAL ESPAÑA,


Lurdes, Loli y Mª Isabel forman parte de la Red Estatal de Mujeres SALUD MENTAL ESPAÑA, que surge como plataforma de actuación de las mujeres con experiencia propia en dificultades en salud mental, para expresar sus reivindicaciones y trabajar por ellas. Integrada por 25 mujeres, representantes de las entidades de todos los territorios pertenecientes al movimiento asociativo de la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA, la Red nació a mediados de 2018 después de varios talleres y un intenso trabajo de recopilación, puesta en común y consenso en torno a la información, las experiencias y las necesidades compartidas por todas las participantes.

Reconocen en este espacio un lugar seguro, de respeto y sensibilidad, en el que sus integrantes tienen la oportunidad de compartir experiencias personales y sentirse comprendidas y apoyadas.


Para Celeste Mariner, directora ejecutiva de la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA, “desde el movimiento asociativo debemos de trabajar intensamente por visibilizar y denunciar los escandalosos datos de violencia que se ejerce sobre las mujeres con problemas de salud mental, y reivindicar los mismos recursos de atención y apoyo con que cuentan el resto de mujeres”.


En este sentido, Mariner valora que la campaña de SALUD MENTAL ESPAÑA haya puesto el foco en dos de los aspectos fundamentales sobre los que considera “urgente” hacer una llamada de atención. “Por un lado, la discriminación de acceso a recursos, como puede ser la admisión en una casa de acogida, y por otro, la vulneración de derechos fundamentales, como el de perder la custodia de los hijos si la mujer maltratada decide separarse”. “La violencia-concluye la directora ejecutiva- puede ejercerse de muchas formas y cualquiera de ellas daña la salud mental de las mujeres”.


La violencia contra la mujer está reconocida por el Convenio de Estambul de 2011 (el primer instrumento de carácter vinculante en el ámbito europeo en materia de violencia contra la mujer) como una violación de los derechos humanos y como una forma de discriminación.


Esta campaña ha contado con la financiación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a través de la Convocatoria de Subvenciones con cargo al IRPF.


iDatos extraídos de la “Investigación sobre violencia contra las mujeres con enfermedad mental” realizado por Fedeafes.

%MCEPASTEBIN%

25 NOVIEMBRE, DÍA MUNDIAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO



"LA SALUD MENTAL NO SE GOLPEA"

PRESENTAMOS LOS 15 MICRORELATOS ESCRITOS POR NUESTRO COMPAÑERO Y AMIGO CARLOS MAÑAS

PODRÉIS ENCONTRARLOS CADA 15 DÍAS EN EL PERIÓDICO MEDITERRÁNEO, EN NUESTRO FACEBOOK O WEB

EFICAZ GRACIAS A SUS OJOS 


Mi psiquiatra de la seguridad social se acaba de jubilar hace unos meses, y desde entonces su consulta se ha convertido en un desfile de caras. Nunca me ha vuelto a atender el mismo médico especialista.


Lo que más me preocupa de mi patología es la fase depresiva, así que cuando noto que se acerca, no dudo en desnudar mis sensaciones, tentativas suicidas, ante algún profesional competente capaz de ayudarme a hacer las paces con la enfermedad.


Ahora se ha puesto de moda en el sector sanitario la estrategia de márketing que reza: ¡primera consulta gratuita!


Aprovechándome de esta técnica de venta que la psiquiatría contemporánea también ha puesto en marcha selecciono, como quien escoge entre los ingredientes de una pizza familiar, los psiquiatras que se prestan a atender gratis la primera vez que se solicitan sus servicios.


El primer número que marco para reservar una cita es el de un psiquiatra que dice ser Máster en Conductas Disociativas y Patología Afectivo Bipolar por la Universidad de Kentucky y Mental Coaching por Baltimore Academy. La verdad es que eso me impactó, más aún cuando me indicaron que dentro de la promoción de bienvenida podía contar con un servicio de cromoterapia. Me explicaron, para despertar todavía más mi interés, que la cromoterapia es conocida también como la terapia del color. El recepcionista que me alentaba a conocer la consulta sostenía que la luz o los entornos con un determinado color son útiles para minimizar los delirios si se aplica un tipo de luz sobre una zona precisa de la cabeza. Atendía ojiplático a sus argumentos y solo le hice dos preguntas.


La primera, si me podía asegurar que la consulta y la terapia eran gratuitas, y la segunda, si tenía que ir a la consulta con un color de ropa determinado para que no interfiriera con los haces cromáticos.


A la primera cuestión me certificó que todo era totalmente gratis, de la segunda no obtuve respuesta.


Preferí no asistir a la cita programada, llamé para anularla. La forma con la que pretendían seducirme simulaba la negociación que se establece con un comercial cuando quieres cambiar de operadora. Y porque, además, el recepcionista que me atendió no entendió la guasa de mis preguntas.


Opté por llamar a otro psiquiatra de oferta. Sujetando con una mano el folleto publicitario que había encontrado en la farmacia y tecleando el número de teléfono con la otra, escucho el primer tono de llamada que se interrumpe por unas notas musicales de jazz.


Pasados unos segundos percibo una voz femenina: «Buenos días, gabinete del doctor Juan Francisco Miramontes, le atiende Beatriz. ¿En qué puedo ayudarle?». Después de explicarme, concerté una cita para las 17.00 horas del jueves de la semana siguiente. La atención recibida me dio confianza y tenía pensado acudir a la cita.


Ya en el gabinete y acomodado en la sala de espera, note que olía fuertemente a incienso y se escuchaba un hilo musical parecido al que suena en los supermercados de Mercadona.


Una enfermera dice mi nombre en voz alta, levanto mi mano para advertirle mi presencia a lo que me indica que el doctor está listo para recibirme, que tenga la bondad de seguir sus pasos.


Cuando llego a la consulta, el médico aún está de espaldas, y al girarse ante mí se presenta apretándome la mano flácidamente. Mientras me miraba a los ojos descubrí que padecía un estrabismo muy acentuado. Uno de sus ojos mantenía una línea visual perfecta con mi ojo izquierdo, al tiempo que el otro, se escapaba detrás de mi hombro como buscando algo que estuviera escondido a mis espaldas.


He de confesar que me sentía muy a gusto. Francamente bien. Al fin y al cabo él también era diferente. Nadie lo podía dudar. Eso saltaba a la vista.


UN DÍA EN EL CENTRO DE DÍA

Se acerca la fecha para la revisión de la pensión vitalicia por incapacidad permanente absoluta que en su día me concedió la tesorería general de la Seguridad Social.


Resulta, cuanto menos, curioso y llamativo, que una patología psíquica que ha sido definida de manera unánime como crónica tenga que someterse por imperativo legal a revisiones que encienden la incertidumbre de los pensionistas.


Me aterraba la posibilidad de que la visión subjetiva de un funcionario me hiciera perder el único sustento de mi familia.


A fin de parecer un disciplinado beneficiario del salario de la administración, visito alguna vez que otra el centro de día que me corresponde, para que así conste en mi historial clínico y tener, en consecuencia, más esperanzas para seguir cobrando la limosna social que tanto preciso y que agradezco como un perro que mueve el rabo en señal de complacencia.


Las distintas idas y venidas al centro y las pausas entre las sesiones en compañía de mis iguales, me han permitido imaginar como sería su vida clasificando su personalidad según las melodías que han escogido para los tonos de su móvil.


Me hace mucha gracia, por ejemplo, la sintonía de José Antonio. Un señor con bigote a lápiz. Siempre que le telefonean o recibe un mensaje suena el himno de la legión española. Es el padre de uno de nuestros compañeros de viaje: José Antonio Jr. Por eso se sienta al lado de la puerta, para abandonar la sala con premura cuando empieza la tertulia terapéutica.


Parece una eternidad el tiempo que está con nosotros en espera a que empiecen las reuniones. Se empeña en pensar que la homosexualidad de su hijo es una clara enfermedad mental que se puede superar con un par de bofetadas bien dadas, o pasando la noche en un prostíbulo de carretera.

Su hijo soporta con desaliento los despiadados comentarios, balanceándose en su butaca con los brazos cruzados, como apretando con fuerza la base del tórax y fijando la mirada en el suelo. José Antonio Jr. no tiene móvil. El bravucón de su padre se lo confiscó para evitarle malas tentaciones, y porque una vez le descubrió un hilo de mensajes eróticos con un varón.


A la izquierda de José Antonio Jr. figura una joven con nombre compuesto: Ana-Mía. Por su edad debe pertenecer a la generación millennial, como dirían los sociólogos.


Enfrente de Ana-Mía ocupa el puesto Doña Goyita. Una señora sexagenaria muy simpática y de una ternura exquisita. Luce con mucha gracia un vestido de fondo claro con un estampado floral de colores fucsia. Cubre su espesa cabellera con una pamela de paja de copa baja y alas anchas.

A la izquierda de Doña Goyita se encuentra Benjamín, un muchacho de poco más de treinta años. Está pasado de peso, de su atuendo despunta una camisa a cuadros mal abotonada que deja entrever algún michelín. Tiene las uñas color nicotina.


También compartimos terapia con Mariano, un chaval al que la responsabilidad de ser padre le sorprendió sin poder despedirse de su adolescencia. Sus flaquezas emocionales impiden que pueda ver a su hija más de lo que quisiera.


Junto a mis hermanas y hermanos de fatigas se halla un servidor. Mi nombre es Carlos. Mi ropaje se compone por un chándal negro con capucha, para camuflar mis síntomas sintónicos (muecas involuntarias). Tengo cinco tatuajes.


Todos reunidos, comienza el cónclave de poco más de una hora, si es que no hay retrasos provocados por el ritual de presentación de un nuevo usuario o usuaria.


La reunión la dirige un sujeto cuya estética, en cuanto a vestimenta y complementos se refiere, no se parece en nada a la de los demás presentes. Por este tipo de detalles es cuando echo en falta, más que nunca, la figura del paciente experto. Sería muy enriquecedor que terapeuta y paciente establecieran sinergias.


El terapeuta nos invita a hablar, siguiendo una ceremonia de tiempo y turnos del uso de palabra que impiden que nadie se convierta en protagonista.


Acabada la psico-tertulia, me marcho del centro de día no sin antes firmar en el libro de asistentes. En la salud mental ya no existen las sorpresas, solamente los sorprendidos

10 DE SEPTIEMBRE, DÍA MUNDIAL PARA LA PREVENCIÓN DEL SUICIDIO

SALUD MENTAL Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN, GUÍA DE ESTILO FEAFES

SÍ, POR FAVOR

NO, GRACIAS

Referirse a una persona diagnosticada con un trastorno mental como: Persona con enfermedad mental / con problemas de salud mental

Términos ofensivos, inexactos y anticuados que perpetúan la ignorancia y conducen al estigma: enfermo mental, trastornado, perturbado, psicópata, loco

Referirse a una persona diagnosticada con un trastorno mental específico como: persona con/que tiene esquizofrenia, depresión, etc.

Términos que etiquetan a los individuos sustantivando su condición: esquizofrénico, depresivo, maníaco, anoréxico, psicópata…

Referirse a los centros de atención: centro de salud mental/ centro de día/ etc.

Términos anticuados u ofensivos: manicomio, psiquiátrico

Referirse a los ingresos psiquiátricos como: ingreso hospitalario en…

Términos inadecuados que contribuyen al estigma y discriminación: reclusión, internamiento, encierro...

Contenidos que muestren los logros y las capacidades del colectivo: convivencia familiar, relaciones sociales, empleo, etc.

Incluir sólo noticias sobre salud mental en relación a problemas, actos violentos y buscar titulares morbosos y extravagantes

Mencionar los problemas de salud mental en la noticia solamente cuando sea necesario para entender correctamente el hecho, específicamente cuando éstos pueden relacionarse con un hecho negativo

Mencionar los problemas de salud mental si éstos no son relevantes para la correcta comprensión del hecho noticioso

En noticias relacionadas con sucesos violentos limitarse a describir los hechos directamente observables (sin aventurarse a prejuzgar la causa del hecho a una enfermedad mental) o bien llegar a mostrar las posibles causas y circunstancias, sin destacar la enfermedad como único factor

Omitir información o proporcionar información sesgada que perpetúe falsos vínculos entre enfermedad mental y conductas violentas o ilegales

Señalas la falta de recursos y el derecho de las personas con enfermedad mental a recibir una atención adecuada, con la que es posible la recuperación

Dar por hecho que la enfermedad mental es incurable y obviar la falta de recursos actual para que se produzca la recuperación

Ilustrar las informaciones sobre salud mental con el material gráfico adecuado: la mayoría de estas enfermedades son invisibles

Imágenes que transmitan aislamiento social, improductividad o que despierten compasión o rechazo. Imágenes de otro tipo de discapacidades

Fuera del contexto de salud, describir situaciones, cosas o personas con adjetivos como: caótico, irracional, extravagante, apasionado, espectacular, triste, etc.

Usar términos de ámbito médico como adjetivos en otros contextos: esquizofrenia, paranoico, depresivo, etc.

Contar con la opinión de los afectados, principalmente de las personas con enfermedad mental y familiares. Favoreciendo la presencia de mujeres, migrantes y otros colectivos en situación de exclusión social con enfermedad mental

Infravalorar el testimonio de las propias personas con enfermedad mental como fuente de información imprescindible en cuestiones de salud mental

1ª MARCHA POR LA SALUD MENTAL. MANIFIESTO

Castellón 17 de marzo 2019, MANIFIESTO AFDEM


25 ANIVERSARIO DE AFDEM: DE LA SOLEDAD A LA SOCIEDAD

 

En primer lugar, quisiéramos agradeceros la participación en esta primera marcha solidaria por la salud mental a todos los asistentes.


Como dice el título de este manifiesto, AFDEM cumple 25 años de existencia, una existencia que ha sido una verdadera travesía del desierto, donde la precariedad, la sordidez y el abandono asistencial eran habituales. Afortunadamente, los cambios producidos recientemente nos permiten encarar le futuro con optimismo.


Echando la vista atrás, una misión que nos propusimos hace tiempo fue la de crear y potenciar un verdadero movimiento asociativo en la provincia. Así, junto al trabajo diario, propiciamos la creación de una asociación de familiares en la Vall d’Uixó, posteriormente otra en Vinaroz y ya en 2010 iniciamos los primeros pasos con la Fundación Primavera (actualmente Fundación Manantial) en Villarreal, de la que ya contamos con una residencia y dos viviendas tuteladas. Estos últimos años, hemos iniciado un camino novedoso con la creación de la asociación de usuarios Realment, porque estamos convencidos de que la de Salud Mental mejorará si damos voz a los que no tienen voz. Por eso, necesitamos una red de salud mental pública y de calidad, respetuosa con los derechos de los usuarios y de corte comunitario.


Así mismo, hay que implantar unas políticas asistenciales que corrijan los “desequilibrios de poder” más que los “desequilibrios bioquímicos”. Debemos pasar de una sociedad dividida en: poderosos, consumidores y excluidos a otra sociedad basada en la igualdad, la equidad, la solidaridad y la esperanza. En esta labor estamos todos implicados: usuarios, familias, políticos, gestores, medios de comunicación…. Y toda la sociedad civil en general.

Ya para acabar, queremos trasladaros el mensaje de que las personas con enfermedad mental tienen que empoderarse y retomar las riendas de su vida, con la ayuda de todos, pero sin paternalismo ni falsa compasión.

 

Muchas gracias y hasta el año que viene.

ASOCIACIÓN EN PRIMERA PERSONA, REALMENT (WWW.COMUNITATREALMENT.COM). MANIFIESTO

Castellón 17 de marzo 2019,


MANIFIESTO REALMENT, ASOCIACIÓN DE SALUD MENTAL EN PRIMERA PERSONA

 

En primer lugar, queríamos agradeceros a todos esta amplia participación en la 1ª Marcha por la Salud Mental en Castellón. Para nosotros que hoy seamos tanta gente es motivo de orgullo, pues lo que pretendemos es aumentar el conocimiento social, sensibilizar y transmitir una misión positiva de la enfermedad mental, prestando más atención a las soluciones y menos a los límites.


En segundo lugar, queremos combatir el estigma y avanzar en el reconocimiento de DERECHOS, porque las personas con enfermedad mental nos negamos a ser ciudadanos de segunda. Es decir, nosotros necesitamos lo mismo que cualquier persona para realizarse: respeto social, trabajo y un nivel de renta mínimo para no caer en la exclusión.

También tenemos que desterrar de una vez por todas el falso vínculo entre enfermedad mental y violencia. Hay que sacar el trastorno mental de la crónica de sucesos.


En tercer lugar, consideramos fundamental denunciar el reduccionismo biomédico. Hay que hacer visible la presión de las compañías farmacéuticas y otros lobbies similares, que se han apropiado del llamado “discurso científico”. Así, hemos llegado a una especie de arrinconamiento de otras formas de intervención psicosociales que, aún gozando de un alto grado de evidencia empírica, no se ofrecen en los servicios de salud mental. Y lo decimos nosotros que somos los “verdaderos expertos” en la materia.


Para esto, serían necesarios muchos más profesionales que trabajen en la comunidad y que no acaben convirtiéndose en simples expendedores de recetas o de terapias cosméticas.


En cuarto lugar, queremos poner de manifiesto que recuperarse de las consecuencias de la enfermedad: estigma, desempleo, falta de recursos, discriminación, soledad…. es más determinante que el trastorno en sí mismo. Nosotros somos mucho más que un simple diagnóstico.


Y ya para finalizar, animaros a que esta fiesta de la SALUD MENTAL sea un punto y seguido, y podamos compartir por muchos años un evento como este.

 

Muchas gracias.

En mayo de 2016, usuarios y usuarias de AFDEM decidieron crear REALMENT, asociación de Salud Mental en primera persona. REALMENT lleva tres años organizando y realizando actividades de ocio y tiempo, talleres, actividades y acciones de sensibilización y normalización de la enfermedad mental para luchar contra el estigma. 


Visita la web de REALMENT, podrás coocer y ver fotografías de las actividades y talleres de la asociación, leer artículos y ver vídeos sobre salud y enfermedad mental en primera persona, participar en el foro interactivo compartiendo tus historias, etc.


Haz click en la imagen inferior y visita la web

MIembros de la Junta de REALMENT, 6 mayo 2016